domingo, 19 de septiembre de 2010

TRASTORNOS DE ANSIEDAD: NEUROBIOLOGÍA Y ACCIÓN FARMACOLÓGICA


La ansiedad es un estado de malestar psicológico y físico que se caracteriza por sentimientos de aturdimiento o confusión, intranquilidad o agitación y temor hacia lo que se vivencia, ya que se percibe como una amenaza inminente. En cambio, la angustia se percibe como un estado somático, con sensaciones de opresión en el pecho, palpitaciones y otras molestias físicas; siendo la mayor expresión de ésta el ATAQUE DE PÁNICO que se evidencia como un miedo grande o temor intenso a perder el controlo o el estado de alerta, con sensación de desvanecimiento y sensación de muerte cercana.

Es necesario diferenciar, el pánico con el miedo y la fobia; el pánico es un miedo sin objeto, siendo el miedo la sensación de alerta y angustia por la presencia de un peligro real o imaginario, lo que trae como consecuencia una reacción de defensa por parte del organismo; la fobia es un miedo irracional, obsesivo y angustioso hacia determinadas situaciones, cosas o personas, presentándose un miedo de tal magnitud que incapacita al individuo y desarrollando en él una conducta de evitación, huida, miedo al miedo y ansiedad anticipatoria.
La NEUROBIOLOGÍA está en la amigdala cerebral, ésta es un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en la profundidad de los lóbulos temporales; forma parte del sistema límbico y su papel principal es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales. El núcleo principal recibe aferencias de la corteza sensorial de los estímulos externos que pueden ser procesados por el tálamo, el hipocampo y de la corteza medial prefrontal. La amigdala a través de su núcleo central tiene eferencia hacia:
  1. Hipotálamo (núcleo paraventicular) que a través del factor liberador de corticotropina que activa la hipofisis y ésta a las suprarenales, siendo uno de sus productos importantes los glucocorticoides como el cortisol (conocida como la hormona del estrés); el hiopotálamo lateral estimula las vías simpáticas.
  2. El locus ceruleos que libera noradrenalina, aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  3. La sustancia gris periacueductal que libera opiodes, analgesia y parálisis.
  4. El núcleo parabraquial que produce hiperpnea (respiración rápida y profunda, trabajosa).
La modulación de la neurona de la amígdala está influenciada por algunos neurotrasmisores, entre los que llegan hacia el núcleo vasolateral son aferencias de gaba y glutamato, de éstos el GABA es el neurotransmisor inhibitorio mas abundante e importante del cerebro y el glutamato el excitatorio mas importante, siendo modulados el primero por la serotonina y el segundo por el factor liberador de corticotropina. Los fármacos que actúan a estos niveles son las benzodiacepinas y anticonvulsivantes que son agonistas gabaérgicos, los antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina que actúan a nivel de serotonina y modulan indirectamente el gaba; sobre la sinapsis del glutamto actúan los agonistas glutamaérgicos metabotrópicos (al momento en investigacion) y la pregabalina un ansiolítico (relativamente nuevo) y eficaz que bloquea los canales de calcio e inhibe la secreción de glutamato como consecuencia. Otros fármacos son los antagonistas del CRF (factor liberador de corticotropina) que lo modulan y que aún no existen en el mercado.
Las patologías psiquiátricas que cursan con ansiedad son los trastornos adaptativos; trastornos del estado de ánimo; psicosis; trastornos por uso de sustancias psicoactivas; ansiedad secundaria a enfermedades médicas como el hipertiroidismo; ansiedad secundaria a fármacos y por supuesto los TRASTORNOS DE ANSIEDAD que tienen como punto central la ansiedad y que generalmente son crónicos.
Los trastornos de ansiedad son y se caracterizan por:
  • T. ansiedad generalizada.- es una ansiedad "libre y flotante" que no se limita a ninguna circunstancia ambiental en particular; hay tensión prominente, preocupación y aprensión sobre los acontecimientos y problemas de la vida diaria. Hay síntomas autonómicos o vegetativos, manifestaciones relacionadas con el pecho y abdomen, relacionadas con el estado mental y otros síntomas generales y no específicos como son los sobresaltos, dificultad para concentrarse, irritabilidad y dificultad para conciliar el sueño debido a las preocupaciones.
  • T. de pánico.- palpitaciones, sudoración profusa, temblores generalizados, sensación de ahogo (dificultades para respirar), sensación de atragantamiento (o nudo en la garganta), opresión torácica, molestias abdominales como naúseas. Es necesario usar psicoterapia y abandonar el consumo de cafeína y derivados. Se tratan con antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina (de uso a largo plazo) y benzodiazepinas (que se deben usar en corto tiempo para evitar tolerancia y dependencia).
  • T. por estrés postraumático.- tiene como factor causal un estrés grave de situación traumática sostenible. Las características típicas son el volver a recordar el trauma en forma de recuerdos molestos llamados flashbacks, sueños o pesadillas que se producen en el trasfondo persistente de una sensación de aturdimiento y embotamiento emocional, de desapego de los demás, falta de respuesta al entorno, anhedonia y de evitación de actividades o situaciones evocadoras del trauma. Suele haber un estado de hiperactividad vegetativa con hipervigilancia, incremento de la reacción de sobresalto e insomnio.
  • T. de ansiedad social.- lo característico es el miedo a lo que digan lo demás o medio social.
  • T. obsesivo compulsivo.- que se caracteriza por obsesiones que son ideas intrusas que tienen que ver con limpieza, ideas religiosas u otra temática y compulsiones que son actos repetitivos que el individuo se ve obligado para aliviar su ansiedad. Los fármacos usados son antidepresivos serotonérgicos y terapia cognitivo conductual. Si la enfermedad se torna resistente, se debe añadir antipsicóticos.
  • fobia simple.- la ansiedad se produce ante ciertas situaciones definidas y que no son peligrosas en sí mismas.

VIDEO DE REFLEXIÓN: cátedra Fernando Rielo. Para conocer la filosofía de los misioneros identes.


PENSAMIENTO PARA COMPARTIR:
"Ninguno de los inventores del ateísmo fue naturalista. Todos ellos fueron filósofos muy mediocres" (Eddingtong - astrónomo inglés)

CONTÁCTENOS, que estamos gustosos de conocerlo (a):

Ecuador